10 errores al usar la plancha de cabello que lo arruinan por completo




¡Acaba con estas rutinas antes de que ellas acaben con tu pelo!

¿Nunca te has parado a pensar que quizás el humo que sale de tu cabello cuando usas la plancha quiere decirte algo? ¡Sí! Es una señal de que algo va mal y probablemente sea la manera en la que utilizas esta potente herramienta.

La plancha del cabello es uno de las armas más valiosas a la hora de dar un cambio de imagen a tu melena. Puedes transformar por completo unos rizos exóticos en un cabello totalmente liso, crear unas ondas espectaculares para una gran ocasión o conseguir ese look rizado que tanto te gusta. Sin embargo, todo ello puede pasarte factura si no utilizas adecuadamente la plancha.

Porque la información es poder, hoy quiero contarte los 10 errores más habituales al usar la plancha de cabello.

#10 ¿Cerámica, turmalina o titanio?

El desconocimiento puede ser fatal a la hora de utilizar tu plancha del cabello. El primer aspecto que debes considerar es saber de qué material está hecha, entre otras cosas, porque no todos actúan igual. Algunas planchas solo llevan un revestimiento cerámico mientras que lo más apropiado es que, si optas por este material, te asegures de que está compuesta de él por completo. La turmalina te ofrecerá un acabado duradero y suave gracias a sus propiedades para sellar la humedad, mientras que el titanio también cuenta con una gran durabilidad y se desloiza mejor por el cabello, aunque su precio es más elevado.

#9 Regular la temperatura

Controlar el calor que aplicas sobre tu pelo es fundamental ya que el exceso del mismo puede provocar serios daños sobre tu melena. Huye de las planchas que no dispongan de un botón regulador.

#8 Plancha de hierro y cabello húmedo, nunca

No, no y no. La plancha no es un secador y, por lo tanto, no debes utilizarlo como tal porque emplear una plancha de hierro sobre el cabello húmedo puede freír literalmente tu cabello.

Si quieres un alisado fabuloso, sécalo antes con el secador y pásate luego la plancha.

#7 Siempre protección

¿Eres de las que piensa que un protector de calor no es necesario? Pues estás equivocada. Lo cierto es que es fundamental para mantener tu cabello en perfecto estado sin sufrir las consecuencias de la plancha. Mantendrás su textura, prevendrás roturas y evitarás disgustos, todo son ventajas.

#6 Laca sí, pero con mesura

Si tu cabello echa humo cada vez que aplicas la plancha probablemente estás usando demasiada laca. No es que tengas que prescindir de ella, pero mejor si controlas cuánta pones antes de plancharte la melena.

#5 Cuidado con el pelo de color

Utilizas a menudo la plancha pero has notado que tu color se resiente, ¿por qué? Pues porque si has aplicado color sobre tu melena has de extremar las precauciones. Utiliza un champú especial, no escatimes en acondicionador y, por supuesto, no abuses del calor.

Ver también: Tips para usar la plancha según tu pelo

#4 Reiteración fatal

¿Tienes que pasar una y otra vez la plancha por el mismo mechón? Algo va mal. Es posible que tu plancha sea de mala calidad aunque también puede ser que no estés aplicando la tensión correcta. Si utilizas la técnica apropiada, una única pasada debería ser suficiente.

#3 Medidas

No todos los acabados requieren la misma técnica y por eso debes tener presente qué es lo que quieres conseguir utilizando tu plancha. Acabar con el encrespamiento es posible tomando grandes mechones pero si lo que buscas es un alisado perfecto, paciencia. Lo mejor es que vayas poco a poco. Ya sabes lo que dice el refrán: el tiempo no se ve, pero la labor sí.

#2 Solo utilizas tu plancha para alisar

¡Error! Te estás perdiendo un amplio abanico de posibilidades. Explora los looks que puedes conseguir con tu plancha y presume de melena lisa, rizada, ondulada…

#1 Mantenimiento

Como cualquier otra herramienta de belleza tu plancha requiere un mantenimiento. Su limpieza es fundamental para ampliar su vida útil pero, sobre todo, para cuidar tu cabello. Puedes eliminar la suciedad de tu plancha de hierro en frío con alcohol o, si lo prefieres, acaba con los residuos pasando una toalla húmeda cuando esté aún caliente.

No tengas miedo a utilizar esta fantástica herramienta de belleza. Solo tienes que tratar de evitar estos errores al utilizar tu plancha de cabello y verás como consigues unos resultados espectaculares.





Deja tu Comentario

Comentarios