5 Pasos para delinear tu rostro con maquillaje




Maquillarse para el día a día es una labor que la mayoría de mujeres ejercen en su vida diaria, sin embargo, pocas conocen técnicas empleadas por profesionales a la hora de destacar facciones y dar color al rostro para embellecerlo. Seguramente pensarás que estas técnicas están fuera de tu alcance y que solo grandes estilistas pueden acceder a ellas para maquillar a actrices y modelos. ¡Nada más lejano a la realidad!

En Genial.guru descubrimos esta rápida y sencilla técnica para delinear tu rostro resaltando y sombreando sus facciones para lucir estilizada, natural y hermosa; un paso a paso que les permite a íconos de la belleza en todo el mundo pasar de lucir como en la imagen de la izquierda a verse como en la imagen de la derecha:

Sigue estos 5 fáciles pasos que en poco tiempo habrás incorporado a tu rutina de maquillaje diaria para resaltar tus rasgos. Todas las etapas que te mostraremos a continuación corresponden a la fase de «base» del maquillaje, en donde preparas la piel para ser maquillada, aplicas un tono para unificar la apariencia de tu cutis y aplicas rubor, sombras e iluminador en zonas estratégicas para «moldear» tus facciones.

1. Aplica base e ilumina

Aplica, como de costumbre, una base de tono similar a la de tu color de piel. Te recomendamos que uses bases ligeras y proteccion solar para cuidar tu piel y lucir fresca. En seguida, con un iluminador uno o dos tonos más claro que el de tu base habitual, sombrea las partes que aparecen en la imagen: bajo tus ojos y hasta el hueso del pómulo, en una línea recta a lo largo del filo de tu nariz y en la frente en forma triangular.

2. Sombrea

Una vez que hayas marcado las zonas que quieres iluminar en tu rostro, delinea aquellas que sombrearás en tono más oscuro para afilar tus rasgos como aparece en la imagen: en la parte superior de la frente, como una diadema que marca el inicio de tu rostro; en la parte interior del hueso del pómulo, justo donde la piel se hunde cuando absorbes tus mejillas hacia adentro; en los costados laterales de tu nariz y en la barbilla. No temas trazar líneas fuertes y bien marcadas que delimiten claramente las zonas sombreadas de las iluminadas, en pasos siguientes las difuminarás.

3. Zonas marcadas

Revisa que las zonas de tu rostro estén bien delimitadas entre luz y sombra. Si lo has hecho de manera correcta, deberías verte como en la imagen de arriba. Si tu mandíbula o frente son muy prominentes, puedes extender la zona de sombreado arriba o abajo para suavizar este rasgo predominante.

4. Ruborízate

Aplica rubor justo en la zona que queda libre sobre el hueso del pómulo entre la zona iluminada y la sombreada. Si eres muy blanca te quedarán mejor los tonos durazno; si tu piel es mate, te recomendamos usar un tono rojizo; y si eres morena, lo ideal para ti es un rosa fuerte o fucsia.

5. Difumina

En este punto tu rostro debe lucir como el de la imagen. Lo que debes hacer para eliminar las bruscas marcas de color es difuminar con suavidad cada una de las zonas en las que aplicaste color. Para esto es ideal que uses un pomo de espuma firme y que comiences por las zonas más claras dejando para el final las sombras. Cuando hayas terminado, haz tu rutina de maquillaje de ojos y labios como de costumbre.

Aquí puedes ver un ejemplo de la aplicación de estos pasos:





Deja tu Comentario

Comentarios