9 tips de cómo ahorrar en maquillaje

Revistas, anuncios, Instagram, tutoriales de YouTube… Los productos de make up nos inundan y es difícil resistirse a la tentación de comprar ese color de lápiz labial que se ha puesto tan de moda. ¿Pero te has parado a pensar si realmente te favorece?

Al final, acabas llenando el armario de baño de productos de maquillaje que nunca usas y en los que te has gastado una cantidad importante de dinero. ¿Te has dado cuenta y estás decidida a ahorrar en maquillaje? Puedes empezar por los tips que queremos compartir contigo.

9 consejos para ahorrar en maquillaje

1. Vacía el neceser

El primer paso para ordenar es desordenar. Saca todo lo que tengas en el neceser y haz un inventario. Seguro que descubres que tienes dos sombras de ojos del mismo color. Revisa también las fechas de caducidad y tira el maquillaje que ya la haya sobrepasado.

2. Divide el maquillaje en varias cajas

Ahora que ya tienes clasificados todos tus productos de maquillaje, divídelo en función de si lo usas a diario o solo en fiestas. Lo ideal sería que lo metieras en dos neceseres o cajas diferentes. Así, cuando tengas una ocasión especial que requiera un maquillaje distinto, podrás echar un vistazo al montón de cosas que tienes y que no usas nunca. Puede que se te quiten las ganas de gastar más dinero.

3. Solo necesitas dos bases de maquillaje

¿Para qué tienes 5 bases de maquillaje si solo tienes un tono de piel? Como mucho, necesitarás solo dos. Una más clara para el día y otra con un poco más de cobertura para cuando salgas por la noche. Y ya.

4. Organiza tus sombras de ojos

organizador de maquillaje

¿Eres adicta a las sombras de ojos y te está tentando comprar esa nueva paleta que has visto en Instagram? Stop. Seguro que ya tienes esos colores. Puedes comprar un organizador y colocarlas por colores.

5. Revive los pigmentos

Si quieres ahorrar en maquillaje, cuando creas que tienes que tirar un producto de maquillaje porque no tiene un buen aspecto, trata de arreglarlo. Estos son algunos trucos:

  • Polvos bronceadores. Si la capa exterior se ha secado, prueba a rascarla con un cúter.
  • Lápiz de ojos. ¿La punta se ha endurecido? Caliéntala con un mechero y espera a que se enfríe antes de aplicártelo.
  • Máscara de pestañas. En caso de que esté muy seca, puedes echarle una gota de aceite de oliva o introducirla en un recipiente con agua caliente. Si lo que tiene son grumos, agrega un poco de tónico facial.
  • Polvera. Para que el interior no se rompa, es recomendable colocar un disco de algodón entre los polvos y la tapa. ¿Ya se te ha caído al suelo y se ha roto? Lo mejor que puedes hacer es deshacer aún más los polvos que estén dañados e introducirlos en un tarro. Si la avería no es muy grande, intenta pegarlos de nuevo con un pincel empapado en alcohol.
  • Pintalabios. Al final siempre acaban rompiéndose. Pero eso no quiere decir que tengas que tirarlos. ¿Para qué están los pinceles? También puedes probar a pasar un mechero por la base de la parte que se te haya roto. Haz lo mismo sobre el trozo que haya quedado en la barra y junta las dos mitades. A continuación, mete la barra en el congelador durante media hora.
  • Esmalte. ¿Otra vez se te ha secado? Mi madre siempre echaba un poco de acetona. Otra opción es introducir el frasco en agua caliente. Asegúrate también de limpiar la boquilla para que el frasco pueda cerrar bien y que no entre el aire. Para que no te vuelva a ocurrir, puedes hacer como yo y guardar las lacas de uñas en la nevera.

6. Compra la alternativa barata

Hoy en día resulta muy fácil encontrar imitaciones de los artículos de marca. Con el maquillaje pasa lo mismo. No se trata de que arriesgues tu piel, pero sí de que busques una equivalencia más económica. ¿No has oído hablar de los makeup dupes? ¿Ni de la cosmética coreana? Si quieres ahorrar en maquillaje con precios competitivos y resultados rápidos, es una buena aliada.

 

7. Consigue muestras gratis

Cuando salga a la venta un nuevo maquillaje, no te lances a comprarlo. Primero trata de conseguir una muestra. Hay webs en las que puedes suscribirte y que te mandan productos de prueba. Birchbox es solo una de tantas.

8. Usa polvos de talco para las pestañas

Las máscaras de pestañas no son especialmente caras, pero si estás buscando un efecto de pestañas postizas el precio se dispara. Un truco para ahorrar en maquillaje: antes de aplicar el rímel, pasa un cepillo con polvos de talco por tus pestañas. ¡Verás cómo aumentan como por arte de magia!

9. No utilices esponja para el maquillaje líquido

Si utilizas una base líquida, no uses una esponja para aplicarla porque esta absorbe parte del producto y se acabará antes.


Deja tu Comentario

Comentarios